Últimas noticias

Regulación legal en la verbena gallega

¡Compártelo!
 

En estos momentos tan negros es necesario hacerse eco de este artículo publicado por el despacho de abogados Lex&Artis en el cual nos despejan muchísimas dudas acerca de algunos aspectos legales de la verbena gallega. Tanto la información aportada como la reflexión que se arroja al final de su publicación valen su peso en oro.

Regulación legal en la verbena gallega

Cuando hablamos de la regulación legal de la verbena, tendemos a mezclar dos cosas, la primera, el aspecto tributario y la segunda el aspecto de seguridad social. Vamos a ir por orden para no mezclar conceptos. Lo primero es definir qué es una orquesta-grupo y cual es su relación con las comisiones de fiestas, con las oficinas de representación y las relaciones entre los músicos y los jefes de orquesta. Para sintetizar, vamos a llamarle a todo orquesta y no distinguiremos entre quienes tienen metales y quienes no tienen metales.

En primer lugar, decir que cuando un grupo toca en unas fiestas patronales, se dan dos circunstancias, la primera un contrato de grupo entre una comisión de fiestas y un grupo de músicos, en la que la comisión de fiestas paga al jefe de orquesta, que actúa como encargado del grupo musical. En este caso, la comisión de fiestas actúa como empresario y contrata a un grupo como un agricultor puede contratar a una cuadrilla de segadores o de vendimiadores. La responsabilidad tributaria la tiene la comisión de fiestas y consiste (de cara a hacienda, seguimos diciendo) en hacer la correspondiente deducción del irpf que tendrá que declarar a hacienda. Habitualmente para facilitar este tipo de cosas, quien se encarga de estos trámites es la oficina de representación.

La segunda circunstancia es que el jefe de orquesta actúa como promotor, pues pone una infraestructura (camión escenario, luces, sonido, etc) que alquila a la comisión de fiestas. Esta parte, el alquiler de la infraestructura es una prestación de servicio que en principio está sujeta a IVA y por la que la comisión de fiestas debe pagar un IVA del 21% y la orquesta debe ingresarlo en su declaración trimestral de IVA.

Este jefe de orquesta puede funcionar o como simple empresario autónomo o como una Sociedad, que puede ser anónima, limitada o la forma que más le convenga. Y será esta empresa la que contrate tanto al conductor como a los encargados de montaje (los pipas).

En lo tocante a la seguridad social y contratos de trabajo.

Existe un contrato que está específicamente diseñado para los grupos musicales y cuadrillas de jornaleros, por lo que, cuando un músico figura contratado mediante un contrato de grupo, se presupone su veracidad. Lo digo porque últimamente hay músicos que sacan una sentencia en la que con unos requisitos muy especiales, un músico consiguió que un juez le considerara un trabajador por tiempo indefinido. El que exista una sentencia de un juzgado de lo social que afirme eso no significa ni que los músicos sean trabajadores indefinidos, ni que los contratos de grupo sean nulos. Los contratos de grupo existen porque así lo ha querido el legislador.

Se regulan por el artículo 10.2 del Estatuto de los trabajadores y dice literalmente: “si el empresario hubiese celebrado un contrato con un grupo de trabajadores, considerado en su totalidad, no tendrá frente a cada uno de sus miembros los derechos y deberes, que como tal, le competen. El jefe del grupo ostentará la representación de los que lo integran, respondiendo de las obligaciones inherentes a dicha representación”.

La característica del contrato de trabajo en grupo es la existencia de un solo vínculo jurídico, de un solo contrato entre el empresario (comisión de fiestas) y los trabajadores que integran el grupo (músicos) a cuyo frente hay un jefe elegido o reconocido por sus miembros, que los representa ante el empresario y que establece con éste la relación laboral.

“La existencia del jefe de grupo, parece necesaria en esta clase de contratos, sin que su reconocimiento requiera formalidad alguna, bastando que uno de ellos asuma “de facto” el cometido representativo de los demás, con la responsabilidad correspondiente” Sentencia del Tribunal central de trabajo de 21/1/84.
Por tanto, el hecho de que sea la comisión de fiestas quien asegura a los músicos, no sólo es legal, sino que es lo que prevé y desea el legislador.

Una vez sentado esto, lo deseable sería que las comisiones de fiestas pagasen dos cantidades diferenciadas, una primera al jefe de grupo como pago a los músicos, por la cual no hay que entregar factura, sino en todo caso firmar nóminas. Y otra cantidad como alquiler de la infraestructura, en la que habría que repercutir el 21% de IVA.

Y tributariamente, ¿qué debe hacer la empresa? En primer lugar, recomiendo que la empresa tenga la forma legal de SL. Sobre todo, porque si el empresario actúa como empresario individual (autónomo) en caso de tener algún percance, responde no sólo con sus bienes actuales, sino con sus bienes presentes y futuros, mientras que si tenemos una SL, la responsabilidad de la empresa se limita a su capital social.
Si la empresa tiene la forma de SL, tiene que responder por dos impuestos, en primer lugar el IVA, de forma trimestral, y en segundo lugar el impuesto de sociedades, de forma anual.
En el IVA, tendrá que pagar el 21% de lo cobrado como alquiler de infraestructuras a las comisiones de fiestas y de ahí deducirse el IVA soportado al comprar todo lo que haya necesitado para la prestación de servicio. Ahí podemos incluir el gasoil, el propio camión escenario o los equipos de música, cables, etc etc. En el IVA no podrá deducirse gastos de personal.

Sobre el impuesto de sociedades, es un impuesto que grava el beneficio final de la empresa, por tanto, habrá que sumar todos los beneficios de la empresa y restarle los gastos deducibles. Aquí sí que se podrá deducir como gastos los sueldos de personal, seguros, etc. En Galicia, o más bien en toda España salvo regímenes forales como País Vasco o Navarra, el tipo impositivo del impuesto de sociedades es del 25%. Es decir, de los beneficios líquidos finales obtenidos, hacienda se llevaría el 25%.
Cabe decir que con las estrecheces que está pasando el mundo de la verbena últimamente, y teniendo en cuenta que estamos en pura supervivencia, si los sale a pagar el impuesto de sociedades una cantidad significativa, es que algo estamos haciendo mal.

¿Y los representantes y la oficina de representación?

Pues aquí se da una pregunta. ¿Para quién trabaja el representante? ¿para la comisión de fiestas o para la orquesta? En principio se supone que alguien trabaja para quien le paga, por lo que teniendo en cuenta que son las orquestas quien le paga una comisión a los representantes, estos le están prestando un servicio a la orquesta, por lo tanto y por ser una prestación de servicio, tienen que estar dados de alta como autónomos y emitir una factura con un IVA del 21% Por supuesto este IVA del 21% nos lo deduciremos de nuestra declaración.

En definitiva, la orquesta tiene que tributar por un 21% en concepto de IVA y posteriormente un 25% en concepto de impuesto de sociedades, ¿alguien cree que un sector que está pasando por estas dificultades puede permitirse esto sin recurrir a la “fiscalidad creativa”?.

¡Compártelo!

6 comentarios en Regulación legal en la verbena gallega

  1. Vamos a ver. los “contratos de grupo” no son aplicables a la contratación de orquesta (quizás pudieron haberlo sido hace 50 años, cuando el funcionamiento de las mismas era muy distinto). Explico por qué:
    1) Una orquesta no es “una cuadrilla”. No todos los músicos cobran lo mismo (ni parecido), ni deciden entre todos si un contrato les conviene o no, ni el importe del mismo, ni nada.
    2) El músico no cobra de la comisión, por mas que se quiera hacer figurar así, sino del jefe (dueño) de la orquesta, o de la agencia (cuando se trata de una orquesta propiedad de ésta). Y normalmente no cobra por día ni “a reparto”, sino que se le paga un sueldo anual o por temporada. O sea: en realidad, la empresa no es la comisión, sino el pagador (jefe-dueño o agencia-dueña).
    3) La empresa debería, por taato, asegurar no sólo a chófer y pipas, sino también a los músicos.
    4) Este sistema-farsa está pensado sólo para escurrir el bulto los verdaderos empresarios, intentando aparentar que las orquestas son una especie de cooperativas y que la pasta se reparte entre los músicos, cosa que todos sabemos que es una absoluta mentira, ya que la realidad es que son empleados del jefe-dueño o agencia-dueña.
    5) Respecto a las agencias de representación, habría que distinguir las que van “a comisión”, cuyos honorarios deberían pagarles los jefes-dueños de las orquestas a las que representan, y las que “compran” orquestas, es decir, o ajustan con los jefes-dueños una cantidad global por los servicios en exclusiva de la orquesta para toda la temporada, o ponen la infaestructura y contratan directamente a los músicos (agencias-dueño, como dije antes). En el primer caso, lo legal sería un contrato de prestación de servicios entre orquesta y agencia (sobre cuyo importe total ésta debería abonar el IVA correspondiente), siendo la relación laboral entre los músicos y el jefe-dueño. Y en el 2º caso, la relación laboral se establecería entre los músicos y la agencia-dueño.
    6) Las relaciones con las comisiones no son laborales, por lo que acabo de explicar, sino de prestación de servicios por parte de las empresas (jefes-dueños o gancias-dueñas), e implican factura con IVA.
    RESUMIENDO: Por esto es por lo que deberían manifestarse los músicos, y no por defender sistemas trampa para que los dueños (jefes o agencias) escaqueen sus obligaciones tributarias y laborales. Así de crudo.

     
    • A todo esto que dices hay que añadir una nueva modalidad de cubrirse las espaldas y involucrar a los músicos llamada SMS. Alguna orquesta les envía uno a principio de mes y les dice “Pasad por el local para repartirnos el dinero de las actuaciones del mes pasado”. ¿Repartirnos? ¿Cómo funciona ese reparto? No hay ningún reparto pero el SMS sirve para que el día que el fisco pida cuentas, el jefe pueda demostrar que son todos muy amiguitos y se reparten el dinero de los bolos de forma equitativa (lo cual no es cierto). Esto hará que músicos que sobreviven con 8000€ al año tengan que responder por unos cobros que cuatriplican dicha cantidad, aunque no la hayan olido ni en sueños.

       
      • Ese SMS no es prueba de nada, salvo que hubiese respuesta confirmatoria de ese “reparto” por parte de algún músico, cosa imposible (nadie va a respaldar tan burda maniobra, y menos reconociendo algo que es falso).

         
        • MusicosOnLineMusicosOnLine // 27/05/2015 en 02:06 // Responder

          Exactamente, aunque tenéis razón los dos: desde 2007 existe el “SMS certificado”, que tiene plena validez legal:

          “El SMS certificado es un mensaje de texto que puede ser utilizado para notificaciones urgentes con carácter de prueba frente a terceros. El servicio proporciona una certificación con validez jurídica del contenido y la fecha de envío mediante una copia certificada con acuse de recibo, equivalente al Burofax y la carta certificada.”

          De todos modos hay que enviarlo a través de un servicio especializado que se ofrece a través de internet, como por ejemplo este: http://www.lleida.net/es/correo-electronico-sms-certificado

          Lo que comenta Mino sobre la confirmación por parte del músico, es probable que estén más o menos obligados a responder con un “OK”.

          :bye:

           
  2. En vez de “OK”, la respuesta debería ser:
    “¿Cómo que a repartir, si los cantantes ganan el doble que yo? Dime qué día me vas a pagar mi (mísero)sueldo y allí estaré”.

     
    • La mayoría de musicos que reciben ese SMS no son capaces de responder algo asi porque tienen miedo a sufrir represalias. Sería lo lógico, pero por desgracia, a la inmensa mayoría, viven acojonados… y no solo por eso, sino por muchas mas cosas que están sufriendo en sus carnes…

       

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


:bye: 
:good: 
:negative: 
:scratch: 
:wacko: 
:yahoo: 
B-) 
:heart: 
:rose: 
:-) 
:whistle: 
:yes: 
:cry: 
:mail: 
:-( 
:unsure: 
;-) 
 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web es tan cojonudo que utiliza cookies y otras movidas guapas de ciencia-ficción para que usted tenga una experiencia de navegación a su medida. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pinche el enlace para más información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: