Últimas noticias

[Opinión] Las discomóviles en Galicia, un fenómeno imparable

¡Compártelo!
 

rekordbox-4-dj-performanceDicen los más valientes que no le tienen miedo a las balas, aunque los cementerios estén llenos de ellos, sacando pecho como quien cree poder pararlas con él. Las discomóviles han irrumpido tímidamente en la verbena gallega y rápidamente se están convirtiendo en un auténtico elefante en medio de una cacharrería. Aprovechando la coyuntura de la crisis y la desorientación general del gremio orquestero a la hora de reinventarse, acostumbrado este a hacer más o menos lo mismo desde que se inventó el solfeo, poco a poco se han ido posicionando y creando un nuevo mercado que en algunas zonas se ha convertido en opción obligada para fiestas en las que hoy por hoy ya no se entiendería su ausencia. Han sabido encontrar su propio nicho aprovechando hábilmente un vacío generacional que los músicos y orquestas gallegas nos habíamos empeñado en ignorar: los jóvenes de 15-30 años.

11737973_920093928061945_9000262917556162507_n

Toda esa chavalada y no tan chavalada, literalmente hastiada de escuchar cumbias hasta las 3 de la madrugada y mendigando algo de música para ellos en una región en la que el rock prácticamente ha desaparecido dejando poco a poco paso a una música electrónica que nadie o casi nadie quería tocar, primero por principios -“yo no toco esa mierda”- y después por la más que demostrada incapacidad general a la hora de hacerla sonar con dignidad (¿música de discoteca con batería…? Que alguien dispare al responsable), reclamaba a gritos su derecho a disfrutar de una verbena que no estuviese enfocada casi completamente a deleitar a unos abuelos que en realidad ya se han acostado a esas horas. Pues las discomóviles ya están aquí y han venido para quedarse. Inversión menor y precios más asequibles para un producto que goza de una versatilidad difícilmente alcanzable por las orquestas. Profesionales del “play” que tienen casi cualquier canción que les pidas, que apenas se cansan y si hace falta mean en una botella mientras sigue sonando la música y pueden beberse tranquilamente un cubata mientras actúan sin miedo a que se les señale con el dedo aludiendo a tal o cual “vergüenza” (con lo cual pueden saltarse los descansos), sin problemas para terminar lo suyo cuando ya está saliendo el sol porque al día siguiente no tienen vermú ni se les van a encabronar los músicos (muy preocupados por la hora de terminar, pero no por la subcotización, la ausencia de contratos, etc.), y un largo etcétera de ventajas para un cliente que año tras año se rinde a los pies de la diversión sin más, sobrándole todo lo demás, y reescribiendo los discos duros mentales de toda una generación -más la que venga detrás- que dentro de poco dirá alto y claro que no quiere orquestas.

Lo que ha empezado a ocurrir en Galicia ya lleva años, casi décadas, funcionando a la perfección en Castilla, Madrid, Andalucía, etc., donde algunos empezaron llevando roulottes y terminaron plantando tráilers en las plazas de los pueblos. Recuerdo cuando iba a tocar a León y me descojonaba del tema. Hoy son los putos amos.

IMGP2196

La cosa se pone especialmente peligrosa cuando vemos que músicos y cantantes de orquestas empiezan a ser contratados por discomóviles, lo cual da que sospechar acerca de las cifras que se barajan en unos y otros sitios (¿acabarán pagando más las discotecas móviles, al igual que lo hacen las discotecas convencionales a cambio de hacer 4 pases de 15 minutos, cuando en una orquesta te vas a zampar de 3 a 5 horas de actuación?), en donde seguramente no tengan que tragarse horas y horas de pachanga que nadie quiere interpretar y en donde su papel artístico, aunque no pueda desvincularse del factor erótico que ya venían sufriendo en las orquestas, sea valorado de un modo más “cool” en medio de una sociedad que cada vez valora menos la música en directo.

12647055_1001180896602905_2152927075844564786_n

Viendo las curvas de la foto, solo nos queda hacer una reflexión sobre las otras curvas, las que se avecinan para unas orquestas convencidas y empeñadas en lo suyo, que van cuesta abajo y sin frenos en un mercado envejecido del que son bandera y que se está transformando rápidamente: ¿Cuánto creemos que tardará en asentarse aquí de forma inamovible? Han llegado para quedarse y ocupar su trono en un desgastado reinado al que se le llenaba la boca con frases como “eso es una mierda” ó “eso no le gusta a nadie”. Quizás por eso, y solo quizás, los más valientes deberían de empezar a tomarse en serio lo de parar las balas con el pecho, aunque solo sea por la velocidad a la que vienen.

¡Compártelo!
Acerca de Ezequiel Arranz (6 artículos)
Músico verbenero desde finales de los 90. Aficionado a disfrutar de grandes orquestas-espectáculo y amante de la la tecnología musical. Residente en Galicia desde finales de 2006, ha trabajado por media España -¡exagerao!- y actualmente disfruta de su propio proyecto musical. Puedes contactar con él en ezequielarranz@hotmail.com

10 comentarios en [Opinión] Las discomóviles en Galicia, un fenómeno imparable

  1. Richard JuanesRichard Juanes // 17/02/2016 en 01:35 // Responder

    Una cosa no quita a la otra, es muy común que la dicomóvil empiece cuando termine la orquesta.

     
    • Ezequiel Arranz // 17/02/2016 en 09:50 // Responder

      Es muy común en otras regiones, que es a donde yo quiero llegar con el artículo. Aquí lo común es que haya 2 orquestas tocando la misma noche, aunque durante los últimos años se ha producido un boom de formaciones pequeñas y asequibles con las que rellenar el cartel (o hacer las fiestas enteras). Lo de las discomóvil es algo bastante nuevo que comenzó hace muy poco como opción económica y ha terminado encontrando su sitio. También es cierto que aquí va a ser determinante el cómo las autoridades hagan cumplir los horarios de los permisos de las fiestas, ya que en algunas zonas se ha puesto de moda que el DJ acabe su trabajo cuando se van los últimos (ya de día). Eso lo conocemos tú y yo muy bien de León y Salamanca, que te puede pegar el sol en la cara y todavía está la plaza con gente pidiendo que el DJ pinche otra. De hecho ya se han dado casos de discomóviles que hace maratones de 8 y 10 horas sin descansar. Esto al final revienta el mercado porque después las orquestas se encuentran con problemas para poder terminar a una hora razonable y dentro del contrato :wacko:

       
  2. Estoy de acuerdo con el tema que tratas, ya que a título particular llevo 18 años subido encima del Escenario de la primera Macro Discoteca Móvil que se creo en Galicia, la Spacemusic… Eso de que somos una mierda lo he escuchado por parte de muchos agentes, incluso orquestas y que cuando te ha tocado compartir fiesta, notas que en algunos momentos se han picado, porque igual el público reaccionaba mucho mejor a lo que uno hacía… Pero uno de los grandes problemas es que algunos/as se creen estrellas y eso desde mi punto de vista no es así… Nosotros trabajamos para el público y es el público el que manda y el que debe decidir… Podría contarte cientos de anécdotas… Pero como tu bien dices las Discotecas Móviles se han venido para quedar. Pienso que pasará un poco como todo, que la final se irán catalogando por categorías como si de equipos de fútbol fueran… Porque como tu bien sabes, hay mucha diferencia entre discotecas moviles en todos los sentidos… y algo que este sector debe ser serio, es que deben cumplir con todas las normativas vigentes, tanto en sistemas de seguridad, rider, contratos y un largo etc… Que no es solo llegar y poner un tema… Es mucho más.

     
  3. Y seguimos envenenando la música. Como si no fuera suficiente con que la música en galicia esté dominada por las llamadas “orquestas” carentes de toda originalidad y que ya ofrecían un producto totalmente vacío y envasado para un público inculto, ahora a esto se suma un fenómeno todavía más dañino en el que lo único salvable de las orquestas, que es el hecho de que en ellas en ocasiones se pueden escuchar a músicos y artistas que hacen un trabajo expresivo digno de reconocimiento, se elimina en pos de música de DJ, completamente carente de expresión, repetitiva y sin fondo alguno. Así se abaratan costes y se sigue eliminando el oficio de músico, que el público desagradecido y falto de educación ya ni es capaz de apreciar ya que en la verbena gallega lo que sobra más que fiesta es indolencia y falta absoluta de carisma tanto por parte del público ignorante como de aquellos que aprovechan este vacío cultural para lucrarse con un trabajo que ellos denominan musical pero nada tiene que ver con el espíritu auténtico de la música, que para mí radica en un concepto estético que se ha prostituido y del que no quedan ni las cenizas ya. Un saludo y gracias.

     
  4. Es normal, tanto meter por los ojos luces y tías buenas, ahora lo mismo pero con gogos y un dj que seguro que hace más que muchos músicos figurantes. Para mí es mejor una disco movil a 1000 euros que una orquesta de 20000 en la que no toca ni rita y encima compite con los grupos que ensayamos todo el invierno como cabrones para luego cobrar menos. Las disco móviles tiran hacia adelante, tienen su hueco y su público la pena es que no se valore el esfuerzo de la música en directo.Pero es mi opinión de mis 26 años como músico no de la persona que valora más las luces y la carnaza que el arte. Habrá sitio para todos, y habrá quien prefiera un concierto a un disco. Muy buen artículo.

     
  5. A mi pueblo hace tiempo que no vienen buenas orquestas porque la crisis trajo recortes en el presupuesto municipal, así que solo podíamos permitirnos orquestas malas. Un año le pedimos al representante que nos llevase discomóviles y estamos encantados.

     
  6. YO SOLO QUIERO DECIR QUE LLEVO TIEMPO ESPERAR COBRAR,HAY QUE TENER CUIDADO DONDE FICHAS,PORQUE AUN ESTOY ESPERANDO COBRAR EN LA ORQUESTA VERSALLES DE LA CORUÑA,Y MIRA QUE PASO TIEMPO.NUNCA ES TARDE PARA MEJORAR

     
  7. volvo e repito ahi non pagan en versalles

     
  8. santiago mariño rivas // 18/02/2016 en 23:56 // Responder

    Es una discusión Bizantina…”lo más consumido puede que sea el mejor negocio pero no lo de más cali-
    dad”.¿A usted le gusta ir a un Burger?…tiene todo el derecho del mundo pero no me pretenda vender
    que es una comida de calidad…con la música orquestera-verbenera lo ocurrido es sencillo,la gente
    perdió el gusto por el baile,no hay otra historia.No hace mucho le decía en una fiesta un tipo al director
    de una orquesta:” a ver la música que váis a tocar en el segundo pase,queremos música para saltar”.
    O sea,estoy de acuerdo:dado que no hay público suficiente para escuchar buenas orquestas con un D.J.
    basta….¡y miren que me gustan las buenas orquestas!…ahora bien,eso de “pachanga” me lo paso por
    el arco del triunfo,¡anda que no hay mierda en la música que “triunfa hoy”!…lo de triunfar es por decir
    algo.

     
  9. El repertorio de las orquestas gallegas de hoy en día es un insulto a la música, es música para retrasados. El rollo reguetonero latino que se traen no se lo comen ni ellos, pan para hoy y hambre para mañana.
    La gente joven sabe lo que quiere, prefiere un dj que este al día antes que 12 payasos creyéndose que lo parten. Si las orquestas fueran coherentes tocarían más mambos y menos cumbias.

     

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


:bye: 
:good: 
:negative: 
:scratch: 
:wacko: 
:yahoo: 
B-) 
:heart: 
:rose: 
:-) 
:whistle: 
:yes: 
:cry: 
:mail: 
:-( 
:unsure: 
;-) 
 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web es tan cojonudo que utiliza cookies y otras movidas guapas de ciencia-ficción para que usted tenga una experiencia de navegación a su medida. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pinche el enlace para más información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: